Protestants dans la Ville

Page d'accueil    Liens    

 

Gilles Castelnau

Images et spiritualité

Libres opinions

Spiritualité

Dialogue interreligieux

Hébreu biblique

Généalogie

 

Claudine Castelnau

Nouvelles

Articles

Émissions de radio

Généalogie

 

Libéralisme théologique

Des pasteurs

Des laïcs

 

Roger Parmentier

Articles

La Bible « actualisée »

 

Réseau libéral anglophone

Renseignements

John S. Spong

 

JULIAN MELLADO

Textos en español

Textes en français

 

Giacomo Tessaro

Testi italiani

Textes en français

 


 


                                                        
                                     
       
El problema de Dios

 

Fred Plumer

pastor de la Iglesia Unida de Cristo 

Irvine, California, Estados Unidos

presidente de ProgressiveChristianity.org



31 de octubre de 2012

 
Pienso en una señora que me preguntó sobre nuestra idea de Dios cuando me oyó decir que no creía a un Ser << en el cielo>>, que escucha oraciones, que nos guía personalmente, que nos ayuda en nuestras necesidades, que espera de nosotros un cierto estilo de vida, de creencia y de pensamiento, y que además requiere de nosotros nuestra alabanza y nuestra adoración.

Es cierto que hay mucha gente que tienen la idea de un Dios personal. Pero aquellos que piensan que han vivido realmente una comunión con lo que llaman <<Dios>>, cuando nos hablan de ello, en realidad no están describiendo a <<Dios>>, sino solamente nos refieren al sentimiento que han tenido de un Gran Misterio.
Podríamos hacer algo mejor en vez de hablar del Gran Misterio, siendo una experiencia tan real.
Podemos expresar el sentimiento que tenemos de Dios pero sin pretender describir a Dios mismo.
Gordon D. Kaufman, profesor de teología en Harvard escribió en su libro << In face of Mystery>>: << los mitos y símbolos, los dogmas y la reflexión teológica son profundos misterios y fundamentalmente insondables. El sentido último de la vida, y la comprensión del mundo y del lugar que ocupamos en él son cuestiones que sobrepasan la mente humana>>

¿Qué pueden decir entonces los cristianos liberales acerca del problema de <<Dios>>?

- En primer lugar podemos decir que se trata de un misterio que sobrepasa toda comprensión humana. Que se nombre como Supremo Misterio, Sentido último, <<Unidad>>, o de otras maneras....pienso que ha llegado el tiempo de rechazar la idea dualista de los dos reinos, el real y el misterioso, el natural y el sobrenatural.
Pienso que hay ocasiones que podemos experimentar la comunión con <<Dios>>. Lo vivo casi cada día en cualquier lugar durante una reflexión o en los encuentros que voy teniendo.

- En segundo lugar ya es hora de admitir que no hay nadie << allá arriba>> a quien debamos alabar, agradecer u obedecer.
Puedo vivir en armonía con las fuerzas que actúan en el universo aunque también puedo ignorarlas. No cambiará en nada mi destino después de mi muerte.  Pero soy consciente que también puedo ver, entender, experimentar la realidad de extraordinarios milagros que están presente a mi alrededor y también en mí, sea donde vaya y en cualquier momento.

- Finalmente, debemos aprender a vivir en paz con lo desconocido. A menudo busco, como todo el mundo, respuestas, iluminación, una seguridad interior. Si queremos estar abiertos a las maravillas del mundo, debemos aceptar vivir con esos Misterios Últimos.

Quisiera finalizar con una cita que puse en la pared de mi despacho: <<Toda nuestra ciencia no es más que una pequeña isla en medio de un inmenso mar inexplorado. ¿Preferimos nuestra pequeña isla de nuestra pretendida ciencia al infinito del mar del misterio? (Karl Rahner)

                                                                                                                                Traducción: Julian Mellado

 


 

Vuestros reacciones
Volver a "Textos en español"

haut de la page

 

 

Les internautes qui souhaitent être directement informés des nouveautés publiées sur ce site
peuvent envoyer un e-mail à l'adresse que voici : Gilles Castelnau
Ils recevront alors, deux fois par mois, le lien « nouveautés »
Ce service est gratuit. Les adresses e-mail ne seront jamais communiquées à quiconque.