Protestants dans la Ville

Page d'accueil    Liens    

 

Gilles Castelnau

Images et spiritualité

Libres opinions

Spiritualité

Dialogue interreligieux

Hébreu biblique

Généalogie

 

Claudine Castelnau

Nouvelles

Articles

Émissions de radio

Généalogie

 

Libéralisme théologique

Des pasteurs

Des laïcs

 

Roger Parmentier

Articles

La Bible « actualisée »

 

Réseau libéral anglophone

Renseignements

John S. Spong

 

JULIAN MELLADO

Textos en español

Textes en français

 

Giacomo Tessaro

Testi italiani

Textes en français

 

 

 



Repensar a Dios

 

John Shelby Spong

Obispo de Newark

 

texto tomado del
Petit catéchisme libéral
de Gilles Castelnau

 

10 de mayo de 2012

El obispo Spong en su carta pastoral de agosto de 2006 escribe : Antes de Copérnico, Kepler, y Galileo, la gente se representaban a Dios como una presencia sobrenatural por encima del mundo natural.
Antes de Isaac Newton, pensaban que Dios forzaba las leyes del universo para hacer milagros y responder las oraciones.
Antes de Darwin y Freud, concebían a Dios como un pariente celestial exterior al mundo y que era creador.
Antes de Einstein, estaban seguros que estas concepciones eran objetivamente verdaderas y que no estaban sometidas a la relatividad que corresponde a la naturaleza del espíritu humano en la medida en que el espacio y el tiempo lo son, sin ser absolutos.

Cada tentativa de definir a Dios es simplemente un intento humano de expresar una experiencia humana de lo divino. Cuando hablo de Dios, sólo estoy hablando de mi experiencia de Dios. No estoy diciendo qué es Dios, sino solamente lo que creo que es mi experiencia.

No siento a Dios como una fuerza sobrenatural, exterior, interviniendo en la historia del mundo y además pienso que concebirlo de esta manera no es justo. El problema radica en que la mayoría de la gente han llegado a identificar esta definición de Dios con Dios mismo, y que cuando va perdiendo credibilidad, debido al progreso de nuestro conocimiento, tienen la impresión que Dios mismo está muerto.

Por lo tanto no me esfuerzo en dar una nueva definición de Dios, sino que simplemente pretendo compartir mi experiencia.
En la verdad de mi consciencia, en lo más profundo de mi vida y en los límites de mi pensamiento, creo en la trascendencia que he encontrado, en la vida que me da, en el amor que despierta en mi y en el fundamento de mi ser que me revela. La llamo Dios. Es para mí la fuente de la vida, la fuente del amor y el fundamento del ser.

Puedo hablar de esa experiencia pero solamente tengo palabras humanas para ello, así que en realidad no puedo hablar de Dios mismo.
Los caballos experimentan la presencia humana en sus propias consciencias de caballo. Pero un caballo nunca podrá decirle a otro caballo lo que el ser humano es. Me parece que mucha gente no han caído en la cuenta que pasa lo mismo con las personas, que no pueden realmente conocer y explicar lo divino.

No sé cómo actúa Dios , por lo tanto no pretendo explicarlo. Si me permitiera a mí mismo enseñar cómo interviene Dios y el porqué lo hace, o porqué no interviene, estaría hablando de lo que ignoro.

Me lo repito cotidianamente y dejo de lado una gran cantidad de creencias. Camino en el misterio de Dios y mi fe se va haciendo más profunda. Soy un místico que sigue buscando, siempre insastifecho, siempre en evolución.

Esta actitud me parece dinámica y creadora. Le da un sentido a mi vida y a todas las cosas. Os la recomiendo.

Traducción: Julian Mellado

Vuestros reacciones
Volver a "Textos en español"

haut de la page

 

 

Les internautes qui souhaitent être directement informés des nouveautés publiées sur ce site
peuvent envoyer un e-mail à l'adresse que voici : Gilles Castelnau
Ils recevront alors, deux fois par mois, le lien « nouveautés »
Ce service est gratuit. Les adresses e-mail ne seront jamais communiquées à quiconque.