Protestants dans la Ville

Page d'accueil    Liens    

 

Gilles Castelnau

Images et spiritualité

Libres opinions

Spiritualité

Dialogue interreligieux

Hébreu biblique

Généalogie

 

Claudine Castelnau

Nouvelles

Articles

Émissions de radio

Généalogie

 

Libéralisme théologique

Des pasteurs

Des laïcs

 

Roger Parmentier

Articles

La Bible « actualisée »

 

Réseau libéral anglophone

Renseignements

John S. Spong

 

JULIAN MELLADO

Textos en español

Textes en français

 

Giacomo Tessaro

Testi italiani

Textes en français

 

 

 

 

 

GETSEMANÍ

 

 

Julian Mellado


24 de marzo de 2012

Quisiera compartiros unos pensamientos en torno a las últimas horas de Jesús antes de ir a la cruz. Fueron horas difíciles donde el Maestro se vió expuesto a emociones muy intensas. Después de la Última Cena, se retiró con sus amigos a un huerto llamado Getsemaní. Jesús sabía que se acercaba un tiempo muy oscuro, donde ba a ser probado al máximo. Podía huir. Pero eso significaría traicionar a los hombres, a Dios y a sí mismo. Se mantendría fiel hasta el final, el que fuera. Marcos nos dice que Jesús estaba atemorizado y angustiado. El sabía que todo aquello que había hecho por el bien de los demás, desagradaba a los poderes religiosos. Se había saltado, digamos, las normas establecidas. Lo que estaba arriba, lo puso abajo. Lo que estaba abajo lo puso arriba. Desenmascaró la hipocresía religiosa, la maldad del poder, y luchó contra todo aquello que despersonalizaba a los seres humanos.

Curó al enfermo, restauró al marginado, dignificó a los niños y a las mujeres. Derribó todo tipo de barreras que separaban a los humanos. ¿qué podía esperar de aquellos que fomentaban tantas injusticias? Por eso buscó el refugio en sus amigos y en su Dios. En Getsemaní, necesitaba esa compañía que sabe entender. Pero sus amigos no entendían realmente el significado de los acontecimientos. Estaban cansados, y se durmieron. Eran buenos amigos, pero no entendieron. Jesús busca su fuerza en la Fuente que se la puede dar. El Padre que le ha acompañado a lo largo de su vida. Aunque esta vez, lo ve un tanto lejano, quizás callado..... Aún así, no huye. Cuando en reiteradas ocasiones busca esa voz humana que reconforta, sólo la encuentra dormida. Este relato siempre me ha dejado perplejo, asombrado, entristecido, quizás un llamado a comprender...

Cuando pienso cómo el Maestro enfrentó esas horas de soledad, de coraje, de fidelidad, quisiera decirle: Si yo hubiese estado ahí, no te habría dejado sólo. Habría estado a tu lado, mostrándote mi gratitud, mi comprensión..." Pero entonces es cuando una voz que surge de mi interior me interroga : ¿estás seguro de que no te habrías dormido ?

 


 

 

 

Vuestros reacciones
Volver a "Textos en español"

haut de la page

 

 

Les internautes qui souhaitent être directement informés des nouveautés publiées sur ce site
peuvent envoyer un e-mail à l'adresse que voici : Gilles Castelnau
Ils recevront alors, deux fois par mois, le lien « nouveautés »
Ce service est gratuit. Les adresses e-mail ne seront jamais communiquées à quiconque.