Protestants dans la Ville

Page d'accueil    Liens    

 

Gilles Castelnau

Images et spiritualité

Libres opinions

Spiritualité

Dialogue interreligieux

Hébreu biblique

Généalogie

 

Claudine Castelnau

Nouvelles

Articles

Émissions de radio

Généalogie

 

Libéralisme théologique

Des pasteurs

Des laïcs

 

Roger Parmentier

Articles

La Bible « actualisée »

 

Réseau libéral anglophone

Renseignements

John S. Spong

 

JULIAN MELLADO

Textos en español

Textes en français

 

Giacomo Tessaro

Testi italiani

Textes en français


 


 

El Dios que acontece

 

Julián Mellado

Profesor de Lengua y Literatura francesa. Nacido en Bélgica.

 

 

20 mayo 2021

Homenaje a Klass Hendrikse (1947-2018)

El escándalo estalló. Klass Hendrikse, pastor protestante holandés, afirmaba ser un ateo que creía en Dios. ¿Cómo puede ser? En su libro de gran impacto ( sin ninguna repercusión en España) Croire en un Dieu qui n'existe pas, el pastor expone los argumentos de su ateísmo religioso. Seguramente muchos pensarán que nos encontramos frente a un oxímoron, sin haberse leído el libro. El libro es un auténtico desafío cuando el autor va relatando cómo se puede creer en un Dios que no existe pero...se produce.
Encontré en Klass Hendrikse a un amigo, un hermano de espíritu, un maestro. Con algunos matices de mi propia cosecha como por ejemplo, yo utilizo el término el dios-que-acontece. Se podrá notar que la palabra "dios" aparece en minúscula. La intención es la de separar el término de las definiciones de los teísmos.

Dios es una palabra secuestrada por los monoteísmos. Cuando se pronuncia ya se indica un significado previo con el cual debemos tratar. Ese Dios definido por la teología es un Dios existente con sus atributos, todos conferidos por el intelecto humano. 
Junto a K. Hendrikse considero que el término " dios"  en un principio designaba una experiencia y no un ser sobrenatural. Era la palabra para designar una trascendencia. Esta palabra no tiene por qué apuntar a un acontecimiento sobrenatural. La trascendencia implica el significado profundo de ser humano en un mundo material. Un significado que se da en la realidad cotidiana sin recurrir a algo sobrenatural. Hablamos de una trascendencia en la inmanencia.
Hay que decir también que el término "dios" no es imprescindible. Se puede hablar de esa trascendencia inmanente sin tener que nombrarlo.
Voy al grano.
El dios-que-acontece es aquello que ocurre cuando los seres humanos se aman. Podríamos añadir que es aquello que acompaña a los hombres cuando están de camino. No es un Ser existente sino una acción compasiva. 
"dios" es lo que ocurre en los encuentros y en las circunstancias que afectan nuestras vidas. Es la palabra para hablar de lo profundo, o de lo indecible. Pero no es "un dios interior". Ya nos avisó Chesterton que aquellos que creen en el dios interior acaban por adorarse a sí mismos.  Por lo tanto no es una presencia de una identidad misteriosa.
Para ver la diferencia entre el Dios que existe y el dios-que-acontece voy a relatar un hecho que ocurrió hace ya bastantes años. Sirve de botón de muestra a otros hechos similares.
La escuela infantil estaba construida en la base de una montaña. Era un colegio religioso. Una mañana, una parte de la montaña se derrumbó sobre la escuela y sepultó de inmediato el edificio con sus alumnos y profesoras. La tragedia fue inenarrable. A esos niños les enseñaron de que existía Dios y que los amaba. ¿Dónde está ese Dios existente? Les dijeron que era todo amor y además omnipotente. Quizás habría sido más honesto decirles que era omni-ausente. Ese Dios existente no ayudó en nada tras la tragedia que supuestamente permitió que ocurriera.
De pronto una serie de personas, hombres y mujeres del pueblo se precipitaron para intentar rescatar a las víctimas. Se arriesgaron pues la montaña seguía inestable. Se lanzaron al rescate a riesgo de sus vidas. No hizo falta que se les rogara, actuaron impulsados por su humanidad. El Dios existente al que tantas veces oraron, no hizo acto de presencia. El dios-que-acontece son esos hombres realizando esa acción compasiva. Ellos sí estuvieron presentes, ellos sí actuaron, ellos sí se implicaron, ellos sí mostraron el amor....

No creo en el Dios que me dicen que existe, pero creo en el dios-que-acontece.

Este dios es la dimensión vertical de las relaciones horizontales. Cuando los seres humanos van más allá del destino biológico y se aman, algo ocurre. A ese algo le llamo "dios", una experiencia humana, entre seres humanos, que implica algo que nos trasciende.

En el evangelio Jesús dice que sólo Dios es bueno. Desde nuestra perspectiva Jesús dijo lo más importante. Sólo la Bondad es divina. Y sabemos que la bondad no es un concepto especulativo sino una acción. El Dios tradicional es responsable denegación de auxilio (millones de ejemplos), pero el dios-que-acontece sólo aparece cuando se practica esa bondad.
Recientemente escribí este texto que revela a "ese dios en minúscula".

Ayer fui a un Carrefour a comprar comida. En uno de los pasillos me encontré con esta escena: en una silla de ruedas estaba un joven (calculé de unos 20 años) con su cuerpo totalmente retorcido, la manos en una posición imposible, babeaba y tenía los ojos perdidos moviéndose constantemente. Me quedé a observar. La silla era empujada por una chica joven (¿su hermana?) que le mecía el pelo con delicadeza. le limpiaba la saliva sin dejar de acariciarle el pelo. Ese amor era visible y real. No hacía falta tener fe para constatarlo. Sólo había que observar. Ese amor humano actuaba y no dejó a su suerte al muchacho.

El dios-que acontece es visible.

El que alguien no crea o deje de creer en el Dios existente no significa que sea una persona "sin dios". Esta palabra significa una acción, una experiencia, un encuentro que trasciende lo meramente físico (de ahí el querer guardar el término dios).

Por último, este dios-acción en minúscula es realmente universal. Se produce entre creyentes y entre no creyentes, en cualquier parte del mundo, en cualquier época. Podemos implicarnos para que acontezca. Tiene resultados inmediatos. No se refiere a las personas en sí , sino a los que hacen las personas entre sí.
No creo que Dios existe pero sí creo dios acontece.



Volver a "Textos en español"

 

haut de la page

 

 

Les internautes qui souhaitent être directement informés des nouveautés publiées sur ce site
peuvent envoyer un e-mail à l'adresse que voici : Gilles Castelnau
Ils recevront alors, deux fois par mois, le lien « nouveautés »
Ce service est gratuit. Les adresses e-mail ne seront jamais communiquées à quiconque.