Protestants dans la Ville

Page d'accueil    Liens    

 

Gilles Castelnau

Images et spiritualité

Libres opinions

Spiritualité

Dialogue interreligieux

Hébreu biblique

Généalogie

 

Claudine Castelnau

Nouvelles

Articles

Émissions de radio

Généalogie

 

Libéralisme théologique

Des pasteurs

Des laïcs

 

Roger Parmentier

Articles

La Bible « actualisée »

 

Réseau libéral anglophone

Renseignements

John S. Spong

 

JULIAN MELLADO

Textos en español

Textes en français

 

Giacomo Tessaro

Testi italiani

Textes en français


 


Libertad


Louis Pernot


 

29 abril 2015

Libertad, nos gusta esa palabra, y la defendemos. Queremos hacer de ella un principio: somos libres en nuestra fe, libres de cara a las formulaciones tradicionales de la fe, frente a los dogmas, a los encasillamientos eclesiáticos, incluso libres en nuestra lectura de las Escrituras. Pero esta libertad no es sencilla, y vemos a numerosas personas venir, entristecidas, atraídas por este mensaje de libertad, pero que se vuelven a marchar porque encuentran en ello algo que les desestabiliza. Asumir la libertad demanda ser fuerte y lo suficientemente autónomo. En cambio hay muchas personas que buscan respuestas simples, con prácticas más o menos codificadas que podrían realizar para darse seguridad, caminos bien señalados de antemano para seguirlos sin cuestionarse nada.

Decirle a alguien que están buscando que es él mismo quien debe establecer su camino, sentirse responsable de sus prácticas, y de encontrar él mismo sus propias respuestas puede llegar a desanimar o incluso a angustiar.

Pero en este caso consistiría con quedarse en una concepción de la libertad solamente como un método, en cambio no estamos bajo las obras sino bajo la gracia. Y la libertad es más que un método, más bien es el objeto mismo de nuestra fe.

Ahí vemos uno de los propósitos principales de la Buena Noticia que debemos resaltar porque hay una tendencia a que se deluya en palabras que van perdiendo su significado. ¿Alabamos por lo tanto a Cristo nuestro « redentor », sabiendo que « redentor » quiere decir « liberador » ? Y decir que Cristo fue ofrecido « en rescate por la multitud » no tiene sentido, a menos que sepamos que en hebreo, sólo existe una palabra para decir « rescatar », « pagar un rescate », o simplemente « liberar », pagando o no lo que sea. Ahora bien, en la nueva alianza, estamos bajo el reino de la gracia, y por tanto, de la gratuidad. Así, la buena noticia, es que Cristo nos libera. En él, somos liberados de la culpabilidad del pecado, liberados de la tristeza, liberados del miedo y liberados de la muerte.

La libertad, es por lo tanto, más que un principio, es toda nuestra fe, lo que deseamos vivir, es a lo que aspiramos, y lo que Dios derrama en abundancia en nuestros corazones mediante Cristo.

Traducción: Julian Mellado

 

Volver a "Textos en español"

 

haut de la page

 

 

 

Les internautes qui souhaitent être directement informés des nouveautés publiées sur ce site
peuvent envoyer un e-mail à l'adresse que voici : Gilles Castelnau
Ils recevront alors, deux fois par mois, le lien « nouveautés »
Ce service est gratuit. Les adresses e-mail ne seront jamais communiquées à quiconque.