Protestants dans la Ville

Page d'accueil    Liens    

 

Gilles Castelnau

Images et spiritualité

Libres opinions

Spiritualité

Dialogue interreligieux

Hébreu biblique

Généalogie

 

Claudine Castelnau

Nouvelles

Articles

Émissions de radio

Généalogie

 

Libéralisme théologique

Des pasteurs

Des laïcs

 

Roger Parmentier

Articles

La Bible « actualisée »

 

Réseau libéral anglophone

Renseignements

John S. Spong

 

JULIAN MELLADO

Textos en español

Textes en français

 

Giacomo Tessaro

Testi italiani

Textes en français


 

 

 

¿ Por qué soy todavía cristiano?

 

 

François de Vargas

 

Traduction: Julian Mellado

 

 

4 noviembre 2014

Es la pregunta que se hacen los cristianos de una cierta edad que ven a sus hijos y sus nietos rechazando la fe o mostrándose indiferentes hacia ella.

Esa pregunta no se hacía al principio del siglo XX. Se era cristiano porque se había recibido una educación cristiana. Pero a lo largo de las últimas décadas, se han dado tantos descubrimientos científicos e históricos, tantos encuentro con ateos, con judíos, musulmanes, budistas, etc, que es imposible no plantearse la cuestión.

¿Se puede ser cristiano sin rechazar a los que no lo son o que han dejado de serlo? Y además ¿cómo seguir siendo creyente frente al abominable sufrimiento del mundo?
Después de una carrera comenzada por los estudios de teología, y después dedicado al desarrollo y a los derechos humanos, he intentado en un libro breve decir qué es lo que ya no puedo aceptar de lo que enseña la fe tradicional: el pecado original, la salvación mediante el sacrificio de Cristo que es eficaz sólo para los que creen en él, la eficacia de la oración, la omnipotencia de Dios, las explicaciones simplistas del mal. He constatado también que la fe de los cristianos siempre ha intentado, con gran esfuerzo, responder a los desafíos que presentaron las corrientes de pensamiento de cada época: la filosofía griega en la época de los grandes concilios, el miedo al infierno en la Edad Media , la época de la Reforma, las ideas de los filósofos de las Luces, después las revoluciones francesa y rusa; Esa fe se ha ido modificando para poder integrar los grandes descubrimientos científicos ( astronomía, biología, historia, psicología). La fe cristiana ha sobrevivido, cierto, pero con diferentes rostros.

A pesar de todos esos cuestionamientos, tengo profundas razones para seguir siendo cristiano. Empezaré diciendo que lo soy porque pertenezco a la cultura occidental, tan influenciada por el cristianismo, una cultura que a pesar de sus desvaríos - o a causa de ellos - ha sabido señalar las pistas por las cuales la humanidad puede avanzar hacia lo mejor.
Seguidamente, quiero señalar mi asombro ante el misterio del mundo, que me impide de creer que sólo es el resultado del azar, añadiendo el fervor que me produce el arte cristiano, sea musical, pictórico o literario. Enfin porque todo ser humano necesita pertenecer a una comunidad, y toda comunidad necesita ciertos ritos. Por muy criticables que sean, los ritos cristianos me estructuran.

Pero sobretodo soy cristiano porque todo ser humano necesita amor, y la fe cristiana ( que también ha desencadenado mucho odio) me ofrece una revelación de amor fulgurante en la persona de Jesucristo, haciendo posible el perdón, sin el cual la humanidad acabaría autodestruyéndose.

Todo esto no me dice por qué hay tanto sufrimiento, no me da una explicación de la creación, no justifica la intolerancia, no convencerá a los adherentes a otras creencias. Pero me hace vivir y amar, además de darme las fuerzas para seguir luchando.
Con los otros y no contra los otros.

 

Volver a "Textos en español"

 

haut de la page

 

 

Les internautes qui souhaitent être directement informés des nouveautés publiées sur ce site
peuvent envoyer un e-mail à l'adresse que voici : Gilles Castelnau
Ils recevront alors, deux fois par mois, le lien « nouveautés »
Ce service est gratuit. Les adresses e-mail ne seront jamais communiquées à quiconque.