Protestants dans la Ville

Page d'accueil    Liens    

 

Gilles Castelnau

Images et spiritualité

Libres opinions

Spiritualité

Dialogue interreligieux

Hébreu biblique

Généalogie

 

Claudine Castelnau

Nouvelles

Articles

Émissions de radio

Généalogie

 

Libéralisme théologique

Des pasteurs

Des laïcs

 

Roger Parmentier

Articles

La Bible « actualisée »

 

Réseau libéral anglophone

Renseignements

John S. Spong

 

JULIAN MELLADO

Textos en español

Textes en français

 

Giacomo Tessaro

Testi italiani

Textes en français


 

¿Por qué

sido siendo todavía cristiano?

 

 

Gilles Castelnau

 

 

14 abril 2014

Ocurre a menudo entre los adversarios del protestantismo liberal decir  que en realidad éstos no son verdaderos cristiabos ya que no creen prácticamente en nada. Iniciamos en este mes un apartado donde los liberales podrán explicar el porqué se consideran todavía cristianos.

Todavía me considero cristiano aunque he renunciado a creer en todo esto:

Un más allá sobrenatural con un Dios todopoderoso que está al acecho, culpabiliza, promete respuestas dudosas, amenaza con un infierno eterno y tranquiliza con un paraíso (dudoso y aburrido). Un Dios  que no resulta demasiado atrayente ni caluroso.
Un Cristo divino, trinitario, vitrificado en dogmas, crucificado para aplacar la ira incomprensible de su Padre que veía a la humanidad escapándosele.
La infantilización de las oraciones evocando la esperanza siempre decepcionada, de hambrientos alimentados milagrosamente, de enfermos sanados, de pueblos en guerra que de repente renuncian a sus odios.
El aburrimiento soporífico que desprende el tono monótono de predicadores que no se mueven de los lugares comunes convenidos y poco creíbles.
El conservadurismo de las Iglesias que siempre tienen en la boca el asunto del pecado, hostiles a todo progreso, culpabilizadoras en cuento se hable de eutanasia, de control de nacimiento, del aborto, del matrimonio para todos....

En cambio todavía soy cristiano ya que no podría renunciar al soplo gozoso que emanaba de Jesús:
Su Espíritu de compasión que evitó que la mujer adúltera fuera lapidada y que impidió el menosprecio hacia María Magdalena.
Su Espíritu de dinamismo creador que hizo levantar a un paralítico.
Su Espíritu de libertad que cambió en vino festivo el agua destinada a las purificaciones rituales y que proclamó también : « No es lo que entra en la boca lo que contamina al hombre sino lo que sale por ella »  (Mt 15,11)

Su Espíritu de apertura que le llevó a acoger al centurión romano, quine era sin duda un seguidor de Zeus o de Mitra, y a la mujer sirofenicia seguidora de Baal, tal y como lo hicieron sus padres cuando acogieron aquellos magos extranjeros que eran astrólogos.

Soy todavía cristiano puesto que no quiero renunciar a arraigarme en Dios « quien da a todos la vida, la respiración, y todas las cosas » (Hch 17,25), para poder recibir de él la fuerza necesaria para renovarme y poder afrontar las fuerzas que destruyen la humanidad y la vida, como queda simbolizado en los relatos de la Salida de Egipto con Moisés y en la de la Resurección de Jesús.

Traducción Julian Mellado

 

 

Volver a "Textos en español"

 

haut de la page

 

 

Les internautes qui souhaitent être directement informés des nouveautés publiées sur ce site
peuvent envoyer un e-mail à l'adresse que voici : Gilles Castelnau
Ils recevront alors, deux fois par mois, le lien « nouveautés »
Ce service est gratuit. Les adresses e-mail ne seront jamais communiquées à quiconque.