Protestants dans la Ville

Page d'accueil    Liens    

 

Gilles Castelnau

Images et spiritualité

Libres opinions

Spiritualité

Dialogue interreligieux

Hébreu biblique

Généalogie

 

Claudine Castelnau

Nouvelles

Articles

Émissions de radio

Généalogie

 

Libéralisme théologique

Des pasteurs

Des laïcs

 

Roger Parmentier

Articles

La Bible « actualisée »

 

Réseau libéral anglophone

Renseignements

John S. Spong

 

JULIAN MELLADO

Textos en español

Textes en français

 

Giacomo Tessaro

Testi italiani

Textes en français

 



 

 

Navidad es una fiesta popular

 

 

 

Laurent Gagnebin

 

Évangile et Liberté

décembre 2013

 

 

11 diciembre 2013

Navidad es una fiesta popular. Nos encontramos ante lo que se suele llamar: la religión popular. Su éxito sobrepasa a las confesiones cristianas y a las Iglesias. Con el término « popular » solemos expresar un gran desprecio, como si la Navidad perteneciera en realidad a un clero oficial y autorizado quen decide lo que es la verdad; es como si el hecho de ser popular quedase fuera del control de los guardianes del templo preocupados por mantener la pureza. ¡Popular! ¡ Qué horror! Eso ya no es nuestra Navidad, la de una aristocracia elitista y purista que dicta en vano los caminos justos de la ortodoxia en materia de fe y también de las celebraciones religiosas. Del pavo a las iluminaciones pasando por los regalos y las ollas del Ejército de Salvación, nada escapa a la condena de esta oligarquía altanera, que juzga a esa multitud gozosa pero extraviada alrededor de los árboles de Navidad « paganos » tan extraños a los evangelios. Esos sacerdotes y esos pastores, están siempre dispuestos a lamentarse el domingo dirigiéndose a los bancos vacíos de sus iglesias, quejándose de verlos súbitamente ocupados por desconocidos, aunténticas víctimas de supersticiones y de ritos populares.

Pero enfin, preguntémonos si las Iglesias oficiales ¿están en verdad en una posición que les permite mirar desde lo alto a esos hombres y esas mujeres que se sienten embargados por la alegría y que pretenden a cualquier precio culpabilizar cuando están haciendo sus preparativos para una comida festiva?

No estoy convencido de que esas Iglesias que han defendido doctrinas despiadadas y crueles, que han quemado a los « herejes » y han hecho correr la sangre, estén en verdad capacitadas para comprender la verdad de nuestras fiestas, escapándoles lo que significa la belleza de una gozosa libertad. « La persona de Cristo no pertenece a ninguna teología, a ningún clero, a ninguna Iglesia; pertenece a la humanidad (...) Le Cristo verdadero pertenece a la sociedad. » (W. Monod en Rouen en 1901)

Traducción Julian Mellado 


Volver a "Textos en español"

 

haut de la page

 

 

Les internautes qui souhaitent être directement informés des nouveautés publiées sur ce site
peuvent envoyer un e-mail à l'adresse que voici : Gilles Castelnau
Ils recevront alors, deux fois par mois, le lien « nouveautés »
Ce service est gratuit. Les adresses e-mail ne seront jamais communiquées à quiconque.