Protestants dans la Ville

Page d'accueil    Liens    

 

Gilles Castelnau

Images et spiritualité

Libres opinions

Spiritualité

Dialogue interreligieux

Hébreu biblique

Généalogie

 

Claudine Castelnau

Nouvelles

Articles

Émissions de radio

Généalogie

 

Libéralisme théologique

Des pasteurs

Des laïcs

 

Roger Parmentier

Articles

La Bible « actualisée »

 

Réseau libéral anglophone

Renseignements

John S. Spong

 

JULIAN MELLADO

Textos en español

Textes en français

 

Giacomo Tessaro

Testi italiani

Textes en français

 



 

 

 

La vida se abre camino

 

 

Julián Mellado

pastor en Madrid

 

29 octubre 2013

Muchas veces Jesús de Nazaret tomaba de la naturaleza grandes enseñanzas que luego compartía con sus discípulos y con aquellos que quisieran oir. Para él, los campos, las montañas, los árboles , las plantas y las flores eran libros abiertos donde cada uno podía leer mensajes vivificadores. No estamos muy acostumbrados a ese tipo de « lectura », quizás debido a que vivimos en ambientes urbanos donde se nos hace difícil « inspirarnos ». La gente que vive en zonas rurales comprenden mejor estas cosas. Por algo Jesús fue « de pueblo » y no de la gran ciudad.

No obstante, a pesar de que soy un « urbanita », hace unos años me encontré con una de esas lecturas. Fue impactante y nunca la he olvidado. Estaba en una aldea de montaña. Junto a una casa, habían cubierto un área con cemento. Un tanto extraño, era verdad. Pero lo extraodinario se encontraba en otra cosa. La zona « cementada » tenía una pequeña fisura de donde había nacido una preciosa flor. Y no era pequeña. Se podía apreciar cómo había luchado por salir, a pesar del cemento que pretendía retenerla.

Cuando recuerdo la escena me viene a la memoria unas palabras que oí en una película : la vida se abre camino.

A veces tenemos la sensación de que nos han echado cemento encima. Algo que nos aplasta, nos impide crecer. Es esa sensación d que « ya no tengo solución », que « no hay salidas ». Parece que la vida se ha detenido, que ya no avanzamos. Y que no podemos mas. Son situaciones que, me imagino, en algún momento de nuestras vidas, todos hemos experimentado. Yo también.

Pero a veces mi cerebro busca en el recuerdo alguna respuesta y entonces se me aparece esa escena, sencilla, bella y profundamente significativa. Porque esa imagen nos habla, llama e impacta. No, el poder no está en el cemento, sino en la vida que busca la luz.

Una pequeña fisura, apenas inperceptible, hizo que la semilla de vida se precipitara hacia la luz. La flor empezó a crecer hasta sobresalir, rodeada de cemento, pero llena de vida.

En nosotros existe « lo » que busca la Luz, la Vida que pide abrirse camino a pesar de lo que nos aplasta o paraliza. Sólo se necesita una pequeña fisura a modo de una ilusión, una experiencia inesperada o un encuentro sorprendente no previsto. Y notamos en nosotros que algo « se mueve », como si se nos dijeran « todavía no es el final ». Es asombroso observar cómo hay personas que superan lo inimaginable, se levantan tras haber caído, apuestan por la vida aunque hayan pasado por las sombras de muerte. Recordemos que « los cementos » sólo sirven para tapar, bloquear, poner firme. Pero la Flor es movimiento, búsqueda de luz, enraizada en tierra y agua. A simple vista no se se, pero está. No te desesperes, tú eres esa flor en búsqueda de los rayos de sol y una simple fisura en el desánimo es suficiente para que las cosas cambien. Al final la Flor resultó ser mas fuerte que el cemento.

Sí, aquellas palabras eran ciertas : la vida se abre camino.

 

 



Volver a "Textos en español"

 

haut de la page

 

 

Les internautes qui souhaitent être directement informés des nouveautés publiées sur ce site
peuvent envoyer un e-mail à l'adresse que voici : Gilles Castelnau
Ils recevront alors, deux fois par mois, le lien « nouveautés »
Ce service est gratuit. Les adresses e-mail ne seront jamais communiquées à quiconque.