Protestants dans la Ville

Page d'accueil    Liens    

 

Gilles Castelnau

Images et spiritualité

Libres opinions

Spiritualité

Dialogue interreligieux

Hébreu biblique

Généalogie

 

Claudine Castelnau

Nouvelles

Articles

Émissions de radio

Généalogie

 

Libéralisme théologique

Des pasteurs

Des laïcs

 

Roger Parmentier

Articles

La Bible « actualisée »

 

Réseau libéral anglophone

Renseignements

John S. Spong

 

JULIAN MELLADO

Textos en español

Textes en français

 

Giacomo Tessaro

Testi italiani

Textes en français


ProgressiveChristianity

 

 

Los del Camino


Julian Mellado

pastor en Madrid

 


31 Agosto 2013

El primer nombre que recibieron los seguidores de Jesús fue "Los del Camino". Un nombre realmente importante, porque eran el que se dieron ellos mismos. "Cristiano" les fue dado por los otros, por los paganos de Antioquía. Pasa como el nombre "Protestante" que se les otorgó a los disidentes de la Iglesia Romana, por los católicos mismos.
En cambio, los nombres dados por los componentes del mismo grupo son más interesantes pues reflejan cómo se veían a ellos mismos. Y se veían en camino.
Esta idea sugiere que la fe en Cristo no es algo adquirido, estático, pasivo....sino más bien algo dinámico, activo, en movimiento. Por supuesto que esta idea del "camino" está inspirado en el propio Maestro. Jesús recorrió la antigua Palestina "haciendo bienes" al decir del libro de Hechos.
En su caminar se encontró con toda clase de personas necesitadas. Y él era el caminante que se tomaba tiempo para atenderles. Las necesidades eran múltiples en una época de inmensa pobreza de la mayoría, la enorme riqueza de unos pocos, y un poder opresor romano que condicionaba cada aspecto de la vida. Además el pueblo oía diferentes maneras de hablar de Dios que en el fondo les apartaba de El. Muchos de esos pobres analfabetos no tenían tiempo para cumplir las minucias de las prescripciones religiosas. Por ello eran considerados "malditos". ¿Y los enfermos?
¿Y los desesperados? ¿ Y los pecadores?
Cuando parecía que estaban abocados a su propia soledad, aparece de pronto, el Caminante, que como diría Antonio Machado, fue haciendo camino.
Camino de compasión, de dignidad, de encuentros con los marginados, de aceptación de los inaceptables, de perdón, del Dios de la vida.
Los seguidores del Maestro comprendieron que su vida era un llamado a seguirle por las rutas de Galilea, lugar de necesidades. Supieron que su vida era camino. ¿ No lo dijo él? " yo soy el camino".
No entendieron que el mundo tenía que venir a ellos. Sino que ellos se sentían llamados a ir al mundo como su Maestro: para hacer bienes.
¿Somos nosotros también "los del camino"?
Porque es un caminar en pos de las huellas de Jesús, con esa acitud compasiva, con esa apertura a todos, en ese espíritu de derribar barreras de todo tipo. No olvidemos que ese "movimiento de seguidores de Jesús" al igual que él mismo, era peligroso para la religión estatica, la dogmática, la que busca reconocerse al lado del poder político.
Caminar es la mejor manera que tiene uno para sentirse vivo. Y hacerlo en el espíritu de Jesús, es la mejor manera de hacer que otros vivan también. ¡Qué hermoso sería si todavía nos llamásemos "los del camino"!


 

Vuestros reacciones
Volver a "Textos en español"

haut de la page

 

 

Les internautes qui souhaitent être directement informés des nouveautés publiées sur ce site
peuvent envoyer un e-mail à l'adresse que voici : Gilles Castelnau
Ils recevront alors, deux fois par mois, le lien « nouveautés »
Ce service est gratuit. Les adresses e-mail ne seront jamais communiquées à quiconque.