Protestants dans la Ville

Page d'accueil    Liens    

 

Gilles Castelnau

Images et spiritualité

Libres opinions

Spiritualité

Dialogue interreligieux

Hébreu biblique

Généalogie

 

Claudine Castelnau

Nouvelles

Articles

Émissions de radio

Généalogie

 

Libéralisme théologique

Des pasteurs

Des laïcs

 

Roger Parmentier

Articles

La Bible « actualisée »

 

Réseau libéral anglophone

Renseignements

John S. Spong

 

JULIAN MELLADO

Textos en español

Textes en français

 

Giacomo Tessaro

Testi italiani

Textes en français

 

 

 

 

 

Un Dios que rompe los sueños

 

Un Dieu qui brise les rêves

 

Dietrich Bonhoeffer

del libro Vivir en comunidad

12 junio 2013

No podríamos llevar la cuenta de las comunidades cristianas que han fracasado por haber vivido de una imagen quimérica de la Iglesia. Ciertamente, es inevitable que un cristiano serio lleve con él, la primera vez que es introducido en la vida de la comunidad, un idea precisa de lo que debe ser y trate de que se realice. Pero es una gracia de Dios el que ese tipo de sueño deban ser constantemente destruido. Para que Dios pueda hacernos conocer la auténtica comunidad cristiana, es necesario que seamos decepcionados, decepcionados por los otros, decepcionados por nosotros mismos.

En su gracia, Dios no nos permite vivir, aparte de algunas semanas, en la Iglesia de nuestros sueños, en esa atmósfera de experiencias benévolas y de exaltación piadosas que nos embarga. Ya que Dios no es un Dios de emociones sentimentales, sino un Dios de la verdad. Por eso solamente la comunidad que no teme la decepción que inevitablemente vivirá, siendo consciente de todas sus taras, podrá empezara ser lo que Dios quiere que sea y por medio de la fe, asirse a la promesa que le ha sido dada.

Es mejor para el conjunto de los creyentes, y para el creyente en particular, que esa decepción ocurra lo más pronto posible. Queriendo a toda costa evitarla, pretendiendo agarrase a una imagen quimérica de la Iglesia, que todas maneras "se vendrá abajo", es la manera de construir sobre arena y condenarse, pronto o tarde, al fracaso más rotundo.

Traducción: Domingo Melero

 

 

Vuestros reacciones
Volver a "Textos en español"

haut de la page

 

 

Les internautes qui souhaitent être directement informés des nouveautés publiées sur ce site
peuvent envoyer un e-mail à l'adresse que voici : Gilles Castelnau
Ils recevront alors, deux fois par mois, le lien « nouveautés »
Ce service est gratuit. Les adresses e-mail ne seront jamais communiquées à quiconque.