Protestants dans la Ville

Page d'accueil    Liens    

 

Gilles Castelnau

Images et spiritualité

Libres opinions

Spiritualité

Dialogue interreligieux

Hébreu biblique

Généalogie

 

Claudine Castelnau

Nouvelles

Articles

Émissions de radio

Généalogie

 

Libéralisme théologique

Des pasteurs

Des laïcs

 

Roger Parmentier

Articles

La Bible « actualisée »

 

Réseau libéral anglophone

Renseignements

John S. Spong

 

JULIAN MELLADO

Textos en español

Textes en français

 

Giacomo Tessaro

Testi italiani

Textes en français

 

 

 

 


Las religiones de autoridad

y las religiones de llamada

 

 

Marcel Légaut

del libro: Creer en la iglesia del futuro
asociación Marcel Légaut

 

5 junio 2013

Las religiones de autoridad necesitan de alguien (un constructor, un legislador o un fundador) que las levante, que trace un plan, que establezca las bases y que inicie vigorosamente la construcción, caso de no culminarla. Sólo después de todo esto, puede desaparecer; de lo contrario habría trabajado en vano; ahora su obra ya está encarrilada, si no hecha, y vivirá sin él, segura en su solidez.

La religión de llamada, en cambio, nace cada día al paso del sembrador. Cuando la tierra es buena y está suficientemente preparada para recibir la semilla, basta que el sembrador pase y eche a voleo, en el momento oportuno, el grano que el campo está esperando para dar su cosecha a la sazón. El suelo hará germinar la semilla y, según su fertilidad, nutrirá la espiga hasta que madure para la recolección. Pero después de cada cosecha, y en cada campo, el sembrador tiene que recomenzar su gesto. Si no, los campos se volverán a llenar de maleza enseguida...

El constructor de una religión de autoridad puede desaparecer, pero su religión permanece en una sagrada inmovilidad a la que a menudo sacraliza un pasado legendario que exalta al fundador al tiempo que eclipsa su personalidad humana. En cambio, sin el continuo retorno del sembrador, sin su perpetua actividad a través de la mediación de hombres que, animados por él, le suceden, la religión de llamada - que de tan amenazada e improbable es pura fragilidad- está abocada a la desaparición. Nadie puede conservar su exacto recuerdo sin que de nuevo el sembrador vuelva a pasar...

Traducción: Domingo Melero

 

 

Vuestros reacciones
Volver a "Textos en español"

haut de la page

 

 

Les internautes qui souhaitent être directement informés des nouveautés publiées sur ce site
peuvent envoyer un e-mail à l'adresse que voici : Gilles Castelnau
Ils recevront alors, deux fois par mois, le lien « nouveautés »
Ce service est gratuit. Les adresses e-mail ne seront jamais communiquées à quiconque.