Protestants dans la Ville

Page d'accueil    Liens    

 

Gilles Castelnau

Images et spiritualité

Libres opinions

Spiritualité

Dialogue interreligieux

Hébreu biblique

Généalogie

 

Claudine Castelnau

Nouvelles

Articles

Émissions de radio

Généalogie

 

Libéralisme théologique

Des pasteurs

Des laïcs

 

Roger Parmentier

Articles

La Bible « actualisée »

 

Réseau libéral anglophone

Renseignements

John S. Spong

 

JULIAN MELLADO

Textos en español

Textes en français

 

Giacomo Tessaro

Testi italiani

Textes en français

 

 

 

 

Las iglesias nos preocupan

 

Raphaël Picon

 

Évangile et liberté
mars 2013

 

14 marzo 2013

¡ Desde luego que nos preocupan las iglesias ! ¿Tal vez demasiado? Esperamos de ellas que estén comprometidas con el momento actual, diciendo lo que todo el mundo piensa. ¡ Que estén en contra del matrimonio para todos ! ¡ Que estén a favor del matrimonio de las parejas homosexuales! Hay preocupación por ellas en cuanto se crispan un poco sobre un asunto o se abren un tanto demasiado. Se desea que las autoridades que las dirigen tomen posiciones claras. Digan sí o no, se afirma recordando que sobretodo « Dios vomitará a los tibios » (Ap 3, 15).

Pero el protestantismo, ¿es necesario recordarlo?, no tiene ni magisterio, ni autoridades. Tiene una Biblia leída, comentada, discutida en los vaivenes de las sombres y las luces de la existencia humana, de la actualidad del mundo, de las ciencias, las artes y las técnicas. Es el genio y el desafío permanente el protestantismo.

¡ Sólo a Dios la gloria ! Ningún dios, ni nigún maestro cualquiera están tirando de los hilos. Cada uno es emplazado a su propia conciencia, a su deber de examinar. Desde ahora es a tí y a mí, el levantarse, tomar la palabra, y encontrar el propio camino y la propia voz. Hay que liberarse de las iglesias desde el momento en que toman el lugar del Evangelio y toman nuestro propio lugar.

Es una de las más bellas paradojas del protestantismo. Las iglesias son necesarias, pero sólo para enseñar, lo que de entrada las convierten en relativas y segundarias: Lo primero es el Evangelio que las funda y las anima. No queremos iglesias que piensan por nosotros ya que las iglesias, ¡ somos nosotros ! Somos nosotros los que deben predicar la salvación de todos, hacer iglesia de esa manera, para que cada uno pueda confiar en sí mismo y pensar por sí mismo.

Pertenece a las iglesias, a nosotros, el confesar que el Cristo es un llamado a transformar el mundo, aprendiendo a resistir a las negaciones de la historia. Sí, deseamos iglesias que no tomen los compromisos sin nosotros sino que nos ayuden a centrarnos en lo esencial: un Evangelio que nos convoca, nos llama y nos da la palabra.

Traducción: Julian Mellado

 


Vuestros comentarios y reacciones
Volver a "Textos en español"

 

haut de la page

 

 

Les internautes qui souhaitent être directement informés des nouveautés publiées sur ce site
peuvent envoyer un e-mail à l'adresse que voici : Gilles Castelnau
Ils recevront alors, deux fois par mois, le lien « nouveautés »
Ce service est gratuit. Les adresses e-mail ne seront jamais communiquées à quiconque.